NOTICIA
09-02-2015

¿Qué pasa si no devuelves el coche de renting en buenas condiciones al vencer el contrato?

Pues que tendrás que hacer frente a un sobrecoste que puede ascender hasta los 900 euros. Al expirar el contrato, cuando entregues el coche, un perito examinará el estado en que se encuentra el automóvil, que ha de ser acorde al uso y desgaste coherentes con tiempo de disfrute y kilometraje del coche. Si no es así, podrías tener que pagar una cantidad adicional equivalente entorno al 6% del precio del vehículo en el mercado de ocasión.

 

Es lo que indica la “Guía del normal uso y desgaste de los vehículos de renting” elaborada por el experto en gestión de vehículos usados DEKRA en colaboración con la Asociación Española de Renting (AER).

A tener en cuenta al devolver el coche

Devuélvelo con todos los accesorios que equipaba el vehículo cuando te lo entregaron. Entrega todos los juegos de llaves. Su pérdida o maltrato puede suponer un coste de 245 euros en un vehículo de alta gama; de 107 si es de gama media o baja.

 

La radio y equipo de música, la rueda de repuesto, el kit antipinchazos... tienen un coste. Que no se te olvide dejarlos en su sitio y en buen estado. El mechero o los ceniceros, por ejemplo, se pueden valorar en más de 30 euros cada unidad.

 

Recopila toda la documentación del automóvil. Puede suponer un extra de hasta 270 euros. La falta del permiso de circulación tiene una penalización de 30 euros, la del libro de mantenimiento de 60 euros y la del libro de instrucciones, otros 30 euros. Si no se entregas la ficha técnica del vehículo, suma otros 150 euros.

El coche tiene que mantenerse adecuadamente

Pensemos en los neumáticos. Habrás de devolver el coche con unas cubiertas en condiciones: nada de pretender ahorrar montando neumáticos recauchutados, o bien de distinto tipo montados en el mismo eje, o bien con menos de 1,6 mm. de profundidad en cualquier punto de la banda de rodadura, que es el límite que marca la ley. Los cortes o desgarros son inaceptables.

Por su parte, llantas y tapacubos no deberán de estar rotas o deformadas. Y deben ser las originales.

 

También debes comprobar que no hay ninguna bombilla fundida; que no hay roturas en cristales y luces, ni grietas o marcas que impidan un correcto funcionamiento de la luz.

El parabrisas, ni que decir tiene, no debe de presentarse con marcas o grietas de más de 1 cm en el parabrisas, aunque no hay límite de medida si ese problema aparece en la llamada zona A, que es la parte del parabrisas situada justo enfrente de la posición del conductor. Si has cambiado los cristales durante el uso del coche, asegúrate de que sean homologados. De lo contrario, suponfrá un coste adicional.

 

Las manchas que pueda presentar el coche son otro posible inconveniente. Si no salen con agua y jabón y hay que usar un producto especial para limpiarlas supondrán un desembolso adicional. De quemaduras, cortes o grietas, ni hablamos. El salpicadero debe estar libre de roturas o abrasiones, y el maletero debe estar en buenas condiciones.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.