NOTICIA
28-05-2014

¿Qué precauciones hay que tener a la hora de manipular y montar un volante bimasa?

A diferencia del volante motor rígido, el Volante Bimasa (DMF) está formado por varios componentes ajustados con precisión entre sí que, a pesar de su construcción compacta, pueden deteriorarse debido a circunstancias externas. Un manejo incorrecto puede dañar el bimasa, haciendo que se produzcan fallos prematuros y reclamaciones de los conductores por ruidos y vibraciones.

 

Para evitar riesgos innecesarios, los especialistas de LuK (Schaeffler) nos recuerdan algunos aspectos imprescindibles que hay que respetar a la hora de manejar el volante bimasa:

  • Los volantes bimasa que hayan recibido un golpe al caerse al suelo no deben volver a montarse. Una sola caída puede dañar el rodamiento de bolas o el cojinete de fricción, deformar los dientes del sensor de revoluciones o provocar un gran desequilibrio.
  • En el caso de los volantes bimasa con cojinetes de fricción, la masa secundaria no se debe mover en dirección axial con demasiada fuerza, ya que se podría dañar la membrana de la parte interior del DMF
  • Hay que limpiar la superficie de fricción del bimasa con un paño humedecido con un producto de limpieza disolvente de grasa. El producto de limpieza no debe penetrar en el bimasa.
  • El volante bimasa no se puede lavar en una maquina de lavado de piezas. Tampo utilizando un aparato de limpieza de vapor o de alta presión.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.