NOTICIA
04-07-2016

¿Qué te parece comprar un coche por redes sociales?

Ya se ha vendido el primer coche a través de la red social Twitter. Todo comenzó cuando el usuario Raúl Escolano (@escolano) lanzó un reto: quería saber si sería posible adquirir un coche a través de Twitter, la red social que sólo admite mensajes de 140 caracteres y que ha convertido su logo del pájaro azul en un icono.

Un medio en el que los usuarios manifiestan sus opiniones, hasta los políticos han comenzado a utilizar habitualmente para dar su opinión sobre la actualidad y por primera vez se ha gestionado la venta de un vehículo.

Una compra hecha en equipo

Escolano utilizó en el hashtag o etiqueta en su mensaje #compraruncocheportwitter, para explicar cuál era su propósito, sus requerimientos y la condición de que todo el proceso debiera realizarse a través de la red social.

Desde el asesoramiento hasta finalmente la venta, se realizó a través de esta plataforma. Incluso el comprador pidió la opinión del resto de usuarios para que le ayudasen a escoger modelo. Un ejemplo de cómo hemos integrado en la sociedad estos medios sociales y hasta qué punto estas redes son participativas. De forma que Escolano fue twiteando su experiencia y ilustrándola con fotos, vídeos, gifs de su experiencia.

Un reto que consiguió un total de 2,6 millones de impresiones durante todo el proceso, es decir de visionados del resto de usuarios de esta aventura, en el que muchos participaron para colaborar con la eleccion del mejor coche. En la red EuroTaller también cuenta con twitter para comunicarse con el resto de usuarios y dar consejos sobre el mantenimiento de tu vehículo pero si lo que quieres es poner a punto tu coche, busca tu taller de confianza.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.