NOTICIA
17-07-2013

¿Razones para evitar conducir con fatiga al volante? La diferencia entre dormir y soñar. ¡Te juegas mucho!

Conducir fatigado es asumir muchos riesgos al volante. Según nos recuerda el RACC son demasiados y demasiado serios los accidentes que se producen por pérdidas de control del vehículo como consecuencia de conducir con sueño. Por eso, desde Eurotaller, queremos compartir contigo algunos consejos para evitarlo.

La fatiga es uno de los principales factores de riesgo en la conducción al reducir la capacidad de alerta, aumentar los tiempos de reacción ante imprevistos, alterar la capacidad de procesar la información del exterior y derivar en somnolencia, según ha informado RACC con motivo del comienzo de las vacaciones.

Asimismo, una conducción con fatiga puede producir una pérdida de capacidad de mantener la lateralidad del vehículo, un menor control de la velocidad o no conservar la distancia de seguridad que se mantendría en condiciones normales de conducción. De hecho, los accidentes debidos a la fatiga suelen producirse por salidas de la vía, especialmente en autovías y autopistas, por la noche y al amanecer y cuando el conductor va solo en el vehículo.

Y es que, mientras que la sensación de cansancio es “perfectamente” identificable, los síntomas de la fatiga no suelen visualizarse. En este sentido, algunas investigaciones han mostrado que el 20% en los vehículos privados y hasta un 37% en camioneros, han continuado conduciendo a pesar de la percepción de cansancio y han optado por reacciones teóricamente compensatorias del cansancio, como elevar el volumen de la radio, abrir la ventana, intentar mantener una conversación con los acompañantes o, en el peor de los casos, apostar por una conducción más exigente que favorezca un mayor grado de atención.

Además, RACC ha informado de que la fatiga puede afectar de forma general a toda la población conductora y ha explicado que, según la encuesta ‘Sleep in America Poll 2009′, realizada por la National Sleep Foundation, ha mostrado que el 28% de la población encuestada ha conducido bajo signos de somnolencia al menos una vez al mes y que sólo una tercera parte de la población no ha experimentado nunca este síntoma.

En este sentido, RACC ha asegurado que la fatiga como elemento de riesgo se puede prevenir y gestionar en caso de aparición. “El respeto a las horas mínimas de sueño, el control de posibles anomalías médicas, no acompañar la conducción con bebidas alcohólicas o comidas copiosas, respetar las pautas de descanso en recorridos largos y, sobre todo, no intentar vencer la fatiga a base de soluciones a corto plazo son elementos claves para mantener la seguridad al volante”, ha zanjado.

En Eurotaller tienes una red de más de 800 puntos de servicio, de toda confianza, para ayudarte con la revisión prevacacional de tu vehículo.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.