NOTICIA
13-11-2020

¿Recuerdas qué son los coches zombie? Así los persigue la DGT

Es todo aquel que ha sido dado de baja temporalmente, pero, sin embargo, sigue circulando, lo que desemboca en infracciones legales y de seguridad por parte del conductor.

Antes de la actual crisis, aunque ya se notó un incremento tras la de 2008, las bajas temporales suponían únicamente un 5%, pero en la actualidad se ha ido incrementando de una forma exponencial y ha llegado a suponer la mitad del total de las bajas que se dan a la DGT.

Por eso, el Ministerio del Interior y la propia Dirección General de Tráfico estiman que se puede haber igualado ese porcentaje así que podría haber hasta 400.000 vehículos circulando irregularmente por las carreteras españolas con todo el riesgo que supone para la seguridad vial de todos los conductores.

¿Por qué se solicita la baja temporal de un coche?

Se puede solicitar por tres razones principales:

  1. Por motivos personales (no se va a utilizar el coche por un tiempo y se quiere dejar de pagar el impuesto de circulación, por ejemplo).
  2. Por haber entregado el vehículo a un compraventa.
  3. Por sustracción del mismo (en la mayoría de ocasiones se hace de manera automática al presentar la denuncia).

Además, el proceso para dar de baja temporal un vehículo es muy sencillo, y requiere únicamente un trámite y el pago de una tasa de 8,50 euros, que no es necesaria en caso de que la baja se tramite automáticamente debido al robo del vehículo.

La DGT también contempla la posibilidad de que muchas de estas bajas temporales amparen transacciones fraudulentas o al margen de la legalidad, ya que los vehículos podrían seguir en circulación o ser exportados a otros países, o bien sus piezas podrían ser revendidas y reutilizadas.

Qué pasa si llevo un coche zombie

Actualmente, la infracción por utilizar un vehículo sin la ITV en regla es de 200 euros. Además, hacerlo sin seguro puede subir hasta los 2.500 euros y, finalmente, hacerlo con el vehículo dado de baja incrementaría la multa en 500 € más, por lo que el coste final sería probablemente de más de 3.000 euros en el caso de que no se haya visto envuelto en ningún accidente o infracción adicional.

¿Por qué son un peligro los coches zombie?

No tienen seguro en vigor, por lo que suponen un riesgo para posibles contrarios en un incidente o accidente.

  • No pasan la ITV, por lo que pueden estar en mal estado y ser peligrosos para sus ocupantes y el resto de usuarios de la calzada.
  • No se lleva un control de sus emisiones, por lo que su deterioro no controlado puede suponer un grave perjuicio para el medio ambiente.
  • La baja temporal facilita las transacciones fraudulentas a través de la venta ilícita de piezas.

En la Red EuroTaller queremos que disfrutes del viaje por eso cuidamos el mantenimiento de tu coche. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche. ¡Cuida el motor de tu vida!

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.