NOTICIA
23-09-2021

Retrovisores-cámara, la última apuesta de Tráfico para la seguridad vial

Más de 100 años tiene ya la invención del espejo como un retrovisor. Fue en 1911 cuando se empleó por primera vez y tres años después ya su uso fue generalizado. Este elemento que ha permanecido casi invariable en los últimos años vive ahora una pequeña revolución tecnológica con la introducción de las cámaras.

En 2022 serán obligatorias una serie de asistentes a la conducción, conocidos como ADAS, que mejoren la seguridad vial. Entre ellos se encuentran las cámaras traseras de detección de tráfico cruzado, que ayudan a maniobrar marcha atrás y que aseguran que ante cualquier imprevisto que pueda ponerse en la trayectoria del vehículo el conductor pueda reaccionar adecuadamente.

Hay que destacar que no será obligatorio para todos los coches sino para los nuevos, para los que salgan de las cadenas de montaje a partir del primero de enero de 2022.

De todas formas, hay soluciones para todo en este mundo y no va a ser necesario comprarse un coche nuevo para disfrutar de este sistema de seguridad. Pero existe la posibilidad de instalar unos retrovisores inteligentes que, acoplados a los que ya tiene instalados el coche, cumplen la perfecta función de cámara trasera de aparcamiento e incluso de dashcam frontal.

Las ventajas de incorporar estos retrovisores inteligentes a nuestro coche actual son, además del ahorro económico en comparación con la adquisición de un nuevo vehículo, la seguridad vial y la capacidad de reacción que proporcionan ante imprevistos al circular marcha atrás y la facilidad que aportan al simple gesto de aparcar.

Un poco de historia

El primer automóvil que montó este tipo de innovadores componentes exteriores fue el Lexus ES. Fue a finales de 2018 y únicamente para las unidades comercializadas en el mercado japonés. En España, el primer coche dotado con espejos digitales laterales fue el Audi e-tron, el primer SUV eléctrico de la firma alemana, al que le siguió el Honda e que se presentó a finales de 2019.

Este sistema tiene el objetivo de sustituir a los retrovisores convencionales por unas cámaras externas compactas de alta resolución, conectadas a unos monitores dentro del vehículo. De esta forma, el conductor consigue una vista mejorada de la zona posterior e inmediatamente lateral del vehículo, sean cuales sean las condiciones climáticas.

Las cámaras laterales ofrecen otras ventajas. Por un lado, reducen o eliminan por completo los ángulos muertos del conductor y por el otro, se adaptan automáticamente para ofrecer una visión ampliada cuando el vehículo gira o circula marcha atrás.

Eso en lo que se refiere a los exteriores, pero casi lo mismo pasa con el interior. Por ejemplo en Land Rover han montado en alguno de sus modelos un sistema que un simple mecanismo cambia entre un cristal convencional a la visión de una cámara colocada en la aleta del techo. De esta manera ganas más amplitud, además de no interceder las cabezas de los pasajeros traseros.

En la Red EuroTaller cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.