NOTICIA
09-04-2014

Revisa el estado del líquido de frenos. ¿Sabes detectar fugas en el circuito hidráulico?

El líquido de frenos es también un elemento básico en la seguridad al volante al que quizás no se preste toda la atención debida en el paso por la ITV. Pero has de saber que también caduca y te puede poner en aprietos. ¿Sabrías decirnos cuándo fue la última vez que comprobaste o cambiaste el líquido de frenos de tu coche? Pues toma nota, porque según algunas estimaciones cerca de la cuarta parte de los automóviles que circulan por nuestras carreteras lo hacen con un líquido de frenos caducado.

Pistas que indican que algo va mal

Hay algunas pistas que te pueden hacer pensar que hay que pasar por el taller. Si oyes un chirrido, quizás las pastillas de freno estarán gastadas y los avisadores metálicos estarán chocando contra los discos. O por ejemplo, si una rueda se calienta mucho más que la otra, podemos pensar que, probablemente, el freno se haya atascado.

También puede que notes que el repartidor de frenada falla; que algunos de los elementos no se desgastan por igual; un tacto esponjoso al pisar el pedal o quizás un exceso de recorrido del mismo. Si es así es posible que el circuito hidráulico no sea estanco y que haya pérdidas de líquido por los latiguillos o burbujas de aire.

Cómo buscar fugas de líquido de frenos

  • Lo primero y más obvio, mira debajo del motor. Es posible que encuentres manchas de líquido si hay una fuga. Y recuerda: si el líquido de frenos es nuevo presenta un color amarillo claro, mientras que va tomando un color marrón oscuro cuando es más viejo.
  • Pisa tu pedal de freno. Si la sensación es esponjosa, o suave, puede haber una fuga en el líquido de frenos. Cuando pares el coche, presiona el pedal de freno. Si se hunde en el suelo, avanzando más de lo normal, es posible que tengas un problema.
  • No está de más que buques el cilindro maestro en tu motor, en el que encontrarás una leyenda adviritiendo del tipo de líquido de frenos a utilizar -DOT 3 ó 4 normalmente-. Comprueba su nivel y llénalo hasta la línea adecuada si es necesario. Repite la operación días después para comprobar si el nivel ha bajado. Si es así, deberás ponerte en manos de tu mecánico de confianza.
  • Mira el salpicadero. Si la luz de emergencia de frenos está encendida, corriendo al taller. Si es un EuroTaller, tanto mejor.

 

Imagen portada noticia
En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.