NOTICIA
26-07-2017

¿Sabes cómo recurrir una multa de tráfico?

En verano los deplazamientos por carretera aumentan exponencialmente respecto al resto del año. Este mayor uso del vehículo particular lleva aparejado un riesgo: recibir una multa.

Exceder el límite de velocidad, aparcar en zona prohibida, utilizar el teléfono móvil, dar positivo en un control de alcoholemia o drogas, saltarse un semáforo, un ceda el paso o un stop... son las infracciones más frecuentes, en especial, las relacionadas con la velocidad. Sin embargo, ¿sabemos cuándo recurrir una multa de tráfico?

Lo primero que debemos saber es que el hecho de que un agente de tráfico te ponga una multa no tiene porqué significar que hayas infringido la normativa de Tráfico y de Seguridad Vial. Sin embargo, conviene resaltar que los agentes gozan por ley de la presunción de veracidad y, por ello, si eres consciente de que te han sancionado debidamente, lo más recomendable es aceptar tu error y pagarla.

Si recurres, adiós al pronto pago

Así, tenemos que valorar si las razones que aleguemos en nuestra defensa van a poder o no prosperar, pues el sólo hecho de recurrir la multa supone que estamos renunciando a la bonificación del 50% del importe de la sanción por pronto pago (siempre que se abone antes de 20 días naturales desde que se recibe la notificación) . Eso sí, de esta manera pierdes el derecho a presentar cualquier recurso y, por lo tanto, cualquier opción de defensa.

Por el contrario, en caso de que estemos convencidos de que no hemos cometido ninguna infracción y queramos recurrir la multa que nos hayan impuesto, debes saber que dispones de ese mismo plazo de 20 días naturales desde que se recibe la notificación para realizar el recurso. Como los agentes gozan de presunción de veracidad, corresponde al denunciado acreditar que no ha cometido la infracción.

Aportar pruebas, fundamental

Por ello es bueno conseguir pruebas para poder rebatir la palabra del agente cuando hemos sido denunciados y no estemos de acuerdo con esta denuncia, por ejemplo en casos como:

Multas por estacionamiento. Si nos sancionan por este motivo pero consideramos que la zona no está bien señalizada, conviene tomar una foto del lugar de la denuncia para acreditar nuestra versión. En ocasiones, es difícil conseguir pruebas y eso dificulta la viabilidad de nuestras alegaciones.

Multas por exceso de velocidad. Este tipo de multas  vienen acompañadas de más pruebas que la mera declaración del agente denunciante. Por ello, los recursos de este tipo de multas tratan de pedir las pruebas que demuestren que tal exceso de velocidad ha existido y ha sido detectado por un medio fiable (el radar debe ser verificado periódicamente) y estar correctamente homologado.

Aquí conviene recordar los márgenes de error de este tipo de dispositivos. Así, los radares fijos tienen un error máximo de 4 km/h en mediciones de menos de 100 y de un 4% en mediciones de más de esa velocidad. Por su parte, el de los radares móviles, es de 7 km/h en mediciones de menos de 100 y de un 7% a velocidades superiores. La multa no será válida en casos concretos en los que, por ejemplo, la matrícula del vehículo no se distinga bien en la fotografía.

Multas por alcoholemia. En este tipo de sanciones, la viabilidad de nuestras alegaciones también dependerá, fundamentalmente, de que las pruebas se hayan practicado correctamente y de que el etilómetro con el que nos han realizado la prueba de alcoholemia esté homologado y con la revisión en vigor.

Errores en la multa

Por otro lado, también puedes recurrir la multa si detectas algún error en ella. Existen muchos tipos de equivocaciones, por eso, es importante analizar la notificación de arriba a abajo. 

Así, en la denuncia deben figurar obligatoriamente los datos del vehículo; una descripción del hecho, incluyendo el detalle del lugar o tramo, fecha y hora; y el nombre, los apellidos y el domicilio del denunciante o, si es un agente de la autoridad, su número de identificación profesional. Asimismo, también debe figurar si la sanción conlleva la pérdida de puntos (si es que ésta puede generar dicha pérdida de puntos).

De este modo, si no figura alguno de estos datos o figuran erróneamente, tendremos una razón para presentar recurso.

En cualquier caso, sea como sea la multa que nos hayan impuesto y en caso de que decidamos recurrirla, deberemos redactar un escrito especificando las causas por las que creemos que la sanción no es válida. Deberemos dirigirlo a la Dirección General de Tráfico (DGT) o a la entidad que ha emitido la multa (por ejemplo, al ayuntamiento correspondiente). Cómo hemos comentado anteriormente, es muy importante adjuntar todas las pruebas que tengamos para verificar los hechos.

Prescripción de las multas

Por último, también debes tener en cuenta que el plazo de prescripción de la multa depende del tipo de infracción por la que hayas sido sancionado: para las infracciones leves será de tres meses y seis meses para las infracciones graves y muy graves, según indica la ley.

En este sentido, debes ser consciente de que el plazo de prescripción empieza a contar a partir del mismo día en que se suceden los hechos, por lo que es importante tener en cuenta este punto por el que podrás recurrir la sanción, en caso de que tu recurso lo realices por este motivo.

En caso de que decidas pagar la multa, las impuestas por los agentes de Tráfico de la DGT, dicho pago se puede realizar a través de internet mediante tarjeta de crédito o débito (Visa, Mastercard o Maestro); llamando al teléfono 060, también mediante tarjeta de crédito o debido; en cualquier oficina de Correos (abonando la tasa establecida por dicha entidad); en cualquier sucursal de La Caixa (Caixabank): de lunes a viernes en el horario de 8:30 a 14:00 horas o bien mediante tarjeta de crédito o débito en cualquier Jefatura Provincial de Tráfico, ubicadas en todas las provincias de España.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.