NOTICIA
10-04-2014

¿Sabes cuántos tipos de airbag distintos podemos encontrar hoy en un coche?

Coincidiendo con el lanzamiento del Citröen Cactus, que se fabrica en Madrid para todo el mundo, descubrimos que los airbag daban el salto al techo del automóvil. Lo cierto es que desde el primer airbag llegó a un automóvil hemos visto cómo ha evolucionado este dispsitivo. Ha pasado del salpicadero al techo, pero pasando por el exterior del coche, el cinturon...

Hoy repasamos algunos de los tipos de airbags existentes en el mercado.

¿Qué es un airbag?

Aunque se trata de un elemento de seguridad pasiva muy conocido, no está de más recordar qué es y para qué sirve. Se trata, en definitiva, de un sistema que, junto al cinturón de seguridad, minimiza la gravedad de las lesiones de los ocupantes en caso de colisión. La idea es sencilla, pero efectiva. Se trata de una suerte de “cojín” que se infla rapidamente con gas, apenas en unas milésimas de segundo, cuando se produce un accidente y evita -al menos amortigua- que el cuerpo se golpee con elementos rígidos del coche.

¿Cómo funciona el airbag?

Cuando un sensor detecta una desaceleración brusca, que se interpreta como una colisión, el gas -fundamentalmente nitrógeno- infla el cojín gracias a la reacción de un compuesto sólido -azida sódica- con la corriente eléctrica. Cuando se libera el gas que llena el airbag se suele liberar también el polvo de talco que contiene la bolsa textil. No te asustes por el aspecto blanquecino del coche tras la colisión. Simplemente es un agente que ayuda a que el airbag se desplegue.

Tipos de airbags

Desde que vimos el primer airbag hasta ahora su presencia se ha multiplicado y democratizado. Hoy en día el airbag no es patrimonio exclusio de los vehículos de gama alta, y en un utilitario de gama media podemos encontrar distintos tipos de airbag. Entre ellos estos:

  • Airbag frontal: fue el primero y es el más común. Se monta para el conductor y también para el acompañante. Salta en caso de choque frontal a partir de cierta velocidad. Cubren el volante, en el caso del conductor, y el salpicadero, en el caso del acompañante. Protege la cabeza de un impacto grave contra el volante.
  • Airbag lateral: suele colocarse en el lateral del propio asiento y salta en caso de impacto lateral entre la puerta y el cuerpo de la persona. Es más frecuente en las plazas delanteras, pero no exclusivo en las mismas. El airbag lateral puede proteger, según su tamaño, solo el torax o el torax y cabeza de la persona si el automóvil no cuenta con airbag de cortina.
  • Airbag de cortina: es el que se despliega desde el arco del techo descolgándose como una cortina. Protege la cabeza de impactos contra la ventanilla.
  • Airbag posterior: se trata de una cortina que se despliega detrás de los resposacabezas de los asientos posteriores si el coche sufre un impacto fuerte por detrás. Se incorpora en utilitarios muy pequeños.
  • Airbag de rodilla: pensado para que el conductor no se golpee las rodillas con el salpicadero.
  • Airbag central: Menos habitual. Se sitúa entre los asientos para evitar que en los pasajeros se golpeen en caso de accidente.
  • Airbag de peatón: pensado para reducir los daños al peatón en caso de alcance. Sobre todo en la cabeza.
  • Airbag de cinturón de seguridad: viene incorporado en el cinturón de seguridad y se despliega para aminorar la presión que ejerce la presión sobre el pecho.
En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.