NOTICIA
30-05-2014

¿Sabes qué tienes que hacer para llevar un remolque acoplado a tu vehículo?

Acoplar un remolque a nuestro coche a menudo puede parecer la salvación a la hora de trasportar nuestros objetos en un viaje o una mudanza o incluso una forma de llevar a nuestra mascota. Pero pocos conductores son conscientes de la multitud de factores y temas que deben tener en cuenta. Desde el límite de velocidad hasta el seguro. ¿Los repasamos?

 

Lo primero: verificar que nuestro coche puede llevar remolque y de qué tipo. Para saberlo, hay que comprobar la masa máxima remolcable, un dato que encontraremos en la documentación de nuestro coche y donde seguramente el fabricante habrá incluido indicaciones al respecto.

 

Lo segundo: elegir con cuidado el tipo de mecanismo. La bola de remolque irá sujeta a nuestro coche por medio de un bastidor que, según la marca y modelo del vehículo, será de una manera determinada. En general son los fabricantes los que diseñan la manera y los anclajes que deben de llevar, pero hay que invertir algo de tiempo para asegurarnos de que el conjunto queda de forma correcta y segura.

 

Lo tercero: ¿cuál va a ser la masa del conjunto? Porque este dato nos va a influir en el tipo de permiso que necesitaremos. La masa máxima autorizada o MMA se obtiene de la suma de las MMA del coche y el remolque, por separado. Es decir, la MMA total es igual a la MMA del coche más la MMA del remolque. Bien, pues si la MMA total del conjunto es igual o inferior a 3.500kg podremos conducir con el carné B. Pero si la MMA es superior a 3.500kg tendremos que tener carné B+E, válido para remolcar por ejemplo, una caravana matriculada. Para obtener este permiso tendríamos que pasar un test teórico y un examen práctico.

 

Lo cuarto: ¿tendremos que asegurar el remolque? Los remolques de más de 750kg de MMA y aquellos que estén matriculados deben estar asegurados. Los remolques cuya MMA sea igual o inferior a 750kg no tienen obligación de estar asegurados, pero se suele aconsejar notificarlo a la compañía de seguros para que lo incluyan en la póliza y evitarnos problemas en ese sentido.

 

Lo quinto: ¿cómo debemos conducir? No podemos conducir igual cuando llevamos un remolque acoplado. Para empezar, el conjunto es más largo de lo que estás acostumbrado y pesa más. Además llevamos una parte acoplada que se moverá por inercia, pero que no tiene tracción. Así que hay que tenerlo en cuenta a la hora de hacer giros y maniobras y, sobre todo, a la hora de frenar. La clave es evitar la brusquedad y anticipar la acción de frenado, ya que seguramente necesitaremos una distancia mayor para frenar. Y por último, debemos tener en cuenta que los límites de velocidad cuando llevamos remolque son diferentes:

  • Para remolques de más de 750kg de MMA: 80 km/h en autovías y autopistas, y 70 km/h en vías interurbanas con arcén

  • Para remolques de menos de 750 kg de MMA: 90 km/h en autovías y autopistas.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.