NOTICIA
11-10-2013

¿Sabías que después de un accidente el precio de tu seguro de coche puede subir hasta un 60%?

La mayor parte de los automovilistas no conocemos el sistema de bonificación y penalización del seguro de nuestro coche. Nos lo acaba de recordar un estudio realizado por la firma Kelisto. El precio de lo que pagamos puede subir hasta un 60% si se trata de un parte de responsabilidad civil y en el entorno de un 17% si presentamos un parte de daños. ¿Sabes cómo calcula tu aseguradora el precio de tu prima? ¡Asómate a la guantera! ¡Revísalo!

No importa que lleves varios años en la misma aseguradora o que hasta ese momento hayas tenido un historial limpio de siniestros; si presentas uno o varios partes en un mismo año tu póliza puede encarecerse notablemente, e incluso llegar a triplicar su precio. Por este motivo, a la hora de contratar un seguro de coche, además de su coste, hay que valorar las penalizaciones que cada compañía impone por cada parte y cómo se aplican. En algunos casos extremos, puede incluso ocurrir que el usuario sea expulsado de la aseguradora y, ante esa situación, deberá buscar otra compañía que tendrá muy en cuenta sus antecedentes para establecer el precio de la póliza.

El peso del historial de siniestralidad
En la búsqueda de un seguro, el historial de siniestralidad nos puede jugar una mala pasada ya que, además de las tasas que aplican las compañías a cada cobertura, los antecedentes como conductor también tendrán un peso importante en el cálculo de la nueva tarifa.

De nada sirve ocultar estos antecedentes a la compañía porque estos datos están registrados en el SINCO, un fichero al que están adscritas la mayoría de las aseguradoras de coches y en el que se registran las cifras de los siniestros declarados en los últimos cinco años (es decir, si llevamos más de 5 años sin dar un parte es como si no hubiéramos tenido ninguno). La nueva compañía consultará la siniestralidad del conductor antes de firmar la póliza.

En caso de que ninguna compañía quiera asegurar a un usuario debido a su historial de  siniestralidad, la única opción que queda es acudir al Consorcio de Compensación de Seguros para que ellos tramiten el seguro obligatorio que necesita el coche para circular.

Consejos para evitar que dar partes te salga caro
Antes de contratar tu seguro, infórmate bien sobre qué partes penalizan y cuáles no, de forma que seas consciente de lo que estás contratando y cómo puede variar el precio de la prima en las futuras renovaciones en función de tu siniestralidad.

También debes saber si hay límites para el uso de ciertas coberturas (por ejemplo, asistencia en viaje), porque a partir de ese tope tendrás que pagar por el servicio.

Elige un seguro en el que las penalizaciones en caso de siniestro no se apliquen a toda la póliza, sino solo sobre el precio de la cobertura afectada.

Pide por escrito toda la información sobre recargos y bonificaciones para que no haya problemas y puedas exigir lo que te corresponde.

En EuroTaller tienes más de 800 puntos de servicio a tu disposición, con profesionales de toda confianza, para ayudarte a llevar tu coche siempre en forma.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.