NOTICIA
30-06-2017

¿Sabías que el estrés aumenta un 28% la posibilidad de sufrir un accidente?

¿Sueles coger el coche cuando estás alterado? Convendría relajarse cuando conducimos ya que los estados de estrés afectan negativamente a la conducción.  Así lo inidica un estudio realizado por Race, BP y Castrol que analiza cómo afecta el estrés en la conducción.  El informe asegura que los conductores que sufren estrés dejan de ver un 20% de las señales de tráfico, sufren el efecto “visión túnel” con un ángulo de visión inferior a 70 grados, y realizan un 17% más maniobras bruscas y acelerones respecto a los conductores sin estrés.

Neurotecnología para observar la reacción del conductor

Para este estudio se han utilizado herramientas innovadoras en neurotecnología, monitorizando comportamientos de los usuarios para poder medir sus respuestas cognitivas. Gracias a estas pruebas se ha podido determinar que el estrés provoca una reducción de la concentración del 12%, haciendo que crezca el nivel de ansiedad, nerviosismo y precipitación en la toma de decisiones, un cóctel que genera un aumento del 28% de la posibilidad de sufrir un accidente.

El estudio también señala cómo cambia la percepción del nivel de riesgo en los sujetos estresados, la aversión al riesgo es menor, aumentando un 28% el riesgo de sufrir un accidente. Así, los datos obtenidos demuestran que se circula de forma más agresiva, como indican los instrumentos de medición que muestran un incremento de un 17% en el número de maniobras bruscas realizadas y aceleraciones. Los sujetos con estrés experimentaron un aumento del 12% en su nivel de frustración respecto a un estado normal, debido a que querían terminar en un menor tiempo el recorrido a realizar.

El estrés también afecta directamente a nuestro cuerpo, con un aumento de la tensión muscular superior al 50% mientras conducimos, motivo por el cual se ha detectado un incremento en los niveles de fatiga del conductor de más de un 80%, incluso tratándose de un trayecto corto.

Los “mapas de calor” que registraron durante la conducción sin estrés indican que el conductor se beneficia de una mayor visión periférica y homogénea, que le permite tener una atención más significativa a los elementos exteriores como señales, entorno de tráfico, cruces, etc., así como una mayor atención a los espejos, cuadro de instrumentos y mandos del vehículo. Por el contrario, en la conducción con estrés las pruebas demuestran que existe una menor visión periférica, basada en una visión por impactos y atención sólo a la zona central, prestando poca atención a los elementos exteriores: señales, tráfico, cruces, personas, y una casi inexistente atención a los espejos retrovisores del vehículo.

En la Red EuroTaller queremos que viajes tranquilo y seguro por eso cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche. Busca tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.