NOTICIA
15-10-2015

¿Sabías que si sufres el síndrome del ojo seco tu capacidad para conducir se ve afectada?

Al volante es necesaria la prudencia. También es fundamental llevar a punto el mantenimiento del vehículo. Pero a menudo olvidamos que nuestra salud, nuestro estado físico así como mental, también son relevantes a la hora de conducir.

Por ejemplo, nos recordaba hace unos días el doctor José María Herreras, del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, en ABC Salud, que los automovilistas con síndrome de ojo seco tienen hasta tres veces más dificultad para conducir, entre otras actividades, como leer, usar el ordenador o ver la televisión.

El síndrome de ojo seco es un trastorno ocultar que sucede cuando el ojo no es capaz de producir lágrima, o produce una lágrima de insuficiente calidad que se evapora demasiado rápido como para poder cumplir su función. Este problema, que sufren más de cinco millones de personas en nuestro país, provoca irritación sequedad, fatiga ocular, sensación de arenilla… Síntomas que no son nada favorables para la conducción.

El trastorno de ojo seco suele estar muy relacionado con que cada vez parpadeamos menos y en esto tiene mucho que ver el cada vez mayor uso de la informática en nuestras vidas. Actualmente no tiene cura, pero sí existen tratamientos que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida y que, si somos conductores habituales, mejorarán nuestra experiencia de conducción y nuestra seguridad vial.

Recuerda: como automovilista responsable también debes consultar a tu médico ante la aparición de síntomas que puedan dificultar la conducción, como por ejemplo un catarro o gripe o una alergia.

Imagen portada noticia
En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.