NOTICIA
10-12-2015

¿Sabías que una lubricación inadecuada puede dañar el árbol de levas de tu coche?

El árbol de levas es una parte fundamental del sistema de distribución. De su correcto funcionamiento depende en buena medida el rendimiento del motor, pues es responsable de los procesos por los que la energía que contiene el combustible se transforma en potencia mecánica.

¿Cómo lo hace? El árbol de levas consiste en un eje que controla el accionamiento de las válvulas de escape y admisión. Para esto, el árbol de levas realiza un movimiento rotativo que impulsa las levas y acciona la apertura y el cierre de las válvulas mediante un sistema de muelles.

El árbol de levas está sincronizado con el cigüeñal, ya que ambos elementos están conectados bien por medio de piñones, o de cadena o correa de distribución.

¿Tienes que cambiar la correa de distribución? Cosas que debes saber.

La lubricación, clave para mantener la salud del sistema

Por la propia dinámica de su funcionamiento, está claro que el desgaste puede ser el principal problema y causa de averías en este sistema.

Pero lo cierto es que la clave para minimizar los desgastes y proteger el árbol de levas radica en asegurar una buena lubricación del conjunto. De ahí que, una vez más, sea importantísimo recordar la necesidad de vigilar al menos una vez al mes los niveles de lubricante de nuestro vehículo y de pasar por el taller como mínimo una vez al año para una adecuada revisión en profundidad y puesta a punto del coche.

En el caso del árbol de levas hay que tener en cuenta que, si se rompe, tendrá que sustituirse por completo, lo que supone una avería importante… y bastante costosa.

Bien es cierto, que con el tiempo y el uso, el árbol de levas puede enfrentarse a otro problema: la formación de holguras, aunque esta circunstancia suele poder ser solventada por tu taller.

Árbol de levas: señales de alerta

Como siempre te recordamos, lo mejor es que revises tu vehículo en tu EuroTaller de confianza, pero es igualmente importante prestar buena atención a lo que nos dice nuestro coche.

En el caso del árbol de levas, son habitualmente ruidos los síntomas que pueden indicarnos problemas relacionados con el conjunto:

  • Chirridos estrepitosos: el árbol de levas podría estar cerca de griparse. Si este sonido va unido a un descenso en el rendimiento del motor, quizás se haya roto una leva.
  • Sonido como de traqueteos: puede indicar desgastes u holguras. Aunque, una vez más, si notamos que el rendimiento del motor ha bajado el problema puede ser más grave.

En todo caso, acude cuanto antes a tu EuroTaller de confianza y haz revisar tu vehículo por un mecánico profesional.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.