NOTICIA
16-12-2020

Señales de que tienes que cambiar los neumáticos

La respuesta a esta cuestión es clara: ir a EuroTaller y que nos lo digan con toda confianza. Desde luego esa es la mejor opción, aunque también hay una serie de indicadores que nos ayudarán a decidirnos pasar por nuestro taller para sustituirlos definitivamente.

No hay una norma fija para saber cuándo es el mejor momento, ni por años, ni por kilómetros, dependen mucho del uso que le demos, tipos de carreteras o si nos da por subirnos a los bordillos.

Indicadores

  • Si la banda de rodadura se ha desgastado por debajo de los niveles de profundidad recomendados.
     
  • Si el flanco está dañado.
     
  • Si hay algún agujero en la banda de rodadura de más de 6 mm de diámetro.
     
  • Si el talón está dañado o deformado (el talón es el reborde del neumático que se asienta sobre la rueda).
     
  • Prestar atención a la sensación que te transmiten los neumáticos mientras conduces puede ser otra manera de descubrir fallos en ellos. Por ejemplo, si notas que la conducción es desigual podría significar que están dañados o excesivamente desgastados. En el caso de que notes vibraciones u otras perturbaciones, deberás reducir inmediatamente la velocidad y conducir con cuidado hasta que puedas salirte de la carretera sin peligro y así poder inspeccionar tus neumáticos.

Consejos

  • Es fundamental revisar periódicamente la presión de los neumáticos, al menos una vez al mes, y sobre todo, adaptarla según el trayecto y la carga que llevemos.
     
  • Si han cumplido cinco años es conveniente una inspección al menos una vez al año.
     
  • Aunque no tienen una fecha de caducidad oficial, deberían cambiarse antes de los diez años desde su fecha de fabricación, independientemente de los kilómetros que hayan rodado o de la apariencia que tengan. Lo mismo para los neumáticos de repuesto.
     
  • Uno de los grandes olvidados es la rueda de repuesto. Si tenemos un pinchazo la vamos a necesitar así que tenemos que comprobar que también esté en perfectas condiciones.
     
  • Realiza un chequeo visual para asegurarte de que no hay bultos, cortes o grietas que puedan favorecer un reventón durante la marcha.
     

Revisa el dibujo

Recuerda que el grosor de las ranuras principales debe tener una profundidad mínima de 1,6 milímetros, aunque lo más recomendable es que la cifra no baje de los 3 milímetros.

Para comprobarlo puedes hacerlo con un medidor de profundidad o con el popular truco de la moneda de un euro: introducir una moneda de 1 euro en los huecos, si la parte dorada queda cubierta, con una profundidad mínima de 3 mm, la adherencia será correcta.

Llevar el coche a punto te evitará muchos quebraderos de cabeza y sorpresas en carretera. Practica un buen mantenimiento de tu vehículo confiando en los mejores profesionales. En EuroTaller estamos a tu servicio para asegurar tu movilidad ¿Te ayudamos?

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.