NOTICIA
18-11-2019

Shell lanza fluidos específicos para optimizar el rendimiento de los vehículos eléctricos

Shell ha lanzado una nueva gama de fluidos y grasas diseñada específicamente para el funcionamiento en vehículos eléctricos (VE). Gracias a estos fluidos de transmisión, fluidos térmicos y grasas, este tipo de vehículos conseguirán mejores prestaciones y serán más eficientes. Esta iniciativa forma parte de la campaña que Shell lleva a cabo para fomentar la movilidad eléctrica —incluso desde la competición— y ofrecer un mayor número de soluciones energéticas más limpias. 

Como proveedor de lubricantes número uno a nivel mundial durante los últimos 12 años, Shell sigue trabajando para atender, tanto en sus estaciones de servicio como en otros negocios, las necesidades de los conductores de vehículos eléctricos, cuya cantidad no deja de crecer en todo el mundo. Shell lleva tiempo colaborando estrechamente con fabricantes de automóviles y de componentes automovilísticos para diseñar fluidos de “primer llenado” que garanticen los requisitos establecidos por los fabricantes y superen los exigentes niveles de rendimiento de los vehículos eléctricos.

“La movilidad eléctrica es una de las soluciones que permitirán reducir las emisiones de carbono en un mundo cuya demanda de transporte sigue creciendo. Desde la generación de energía hasta la recarga, y con nuestra nueva gama de fluidos para motorizaciones eléctricas, Shell está dando respuesta a las necesidades de un número cada vez mayor de conductores de vehículos eléctricos”, explica Huibert Vigeveno, Vicepresidente ejecutivo comercial de Shell a nivel global.

Máxima protección

“Los lubricantes Shell proporcionan la máxima protección, con independencia del coche que se conduzca. Nuestros nuevos fluidos para vehículos eléctricos son el resultado de una considerable inversión en I+D, así como de la cooperación con fabricantes de motores de todo el mundo para mejorar las prestaciones de sus vehículos, aumentar su autonomía y prolongar su vida útil”, añade. 

De la misma manera que los coches convencionales, los vehículos eléctricos también necesitan aceites para funcionar. Los lubricantes actuales, desarrollados para motores de combustión interna, generalmente no cumplen los requisitos de rendimiento de los sistemas de propulsión de alta tecnología de los VE. Los fluidos Shell para vehículos eléctricos han sido desarrollados por científicos especialistas en lubricantes establecidos en los de los centros tecnológicos de Hamburgo y Shanghái con el objetivo de optimizar las prestaciones de estos vehículos y superar los desafíos actuales.

Estos fluidos ayudarán a que los vehículos eléctricos reduzcan sus emisiones totales a lo largo del ciclo de vida y a prolongar su vida útil gracias a su viscosidad ultrabaja, que aumenta la eficiencia del vehículo, y a sus excelentes propiedades de resistencia a la degradación, superior a la de los aceites convencionales. Shell también ha lanzado una gama de fluidos, denominados Shell Helix Hybrid, diseñados específicamente para el funcionamiento en vehículos híbridos.

Se prevé que los vehículos eléctricos desempeñen un papel cada vez más importante en el transporte de personas y productos de todo tipo. Teniendo en cuenta que la tasa actual de crecimiento de los VE es de un 40-50 % anual a nivel mundial y que la Agencia Internacional de la Energía prevé que en 2040 haya 280 millones en circulación, los fluidos Shell para vehículos eléctricos dan respuesta a la necesidad creciente entre los consumidores y los fabricantes de automóviles, de mejorar y proteger sus vehículos.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.