NOTICIA
20-12-2015

¿Soñando con un coche conectado? ¡Cuidado! Podrían hackearlo

Muchos automovilistas sueñan con opciones de conectividad en el coche parecidas a las que disfrutamos en casa o en la oficina. Pero esto significa que los vehículos cuentan con hardware y software y las implicaciones en asuntos como seguridad y privacidad saltan a la palestra.

En ese sentido, las compañías tecnológicas Intel y McAfee han hecho público un documento que hace las veces de llamada a la prudencia y en el que piden a los fabricantes de vehículos la máxima precaución a la hora de diseñar nuevas tecnologías. Un pequeño fallo, argumentan, podría ser fatal tanto para automovilistas como para peatones.

Vulnerabilidades del coche conectado

La verdad es que leer la lista de elementos vulnerables o hackeables que puede tener un coche da que pensar. ¿Te imaginas que te quitasen el control del vehículo mientras conduces? Pues éstas y otras situaciones igual de peligrosas podrían ser posibles, según el documento:

Las conexiones con los smartphones y aplicaciones remotas (por ejemplo, sistemas de audio o entretenimiento)  pueden ser aprovechadas para lanzar un ataque que se apodere del vehículo.

El aribag ECU puede ser hackeado hasta el punto que un pirata informático podría hacerlo saltar mientras estamos al volante.

El OBD II es un puerto de datos está presente en todos los coches. Por lo visto es un punto de acceso vulnerable, algo así como una puerta de entrada al sistema de nuestro coche para los hackers. Para que te hagas una idea, el conocido el ataque contra Jeep Cherokee se hizo así.

Las conexiones USB nos facilitan mucho la vida, pero resulta que en el coche podría facilitar un ataque, aunque es cierto que el hacker tendría que llegar hasta el panel de electrónica del automóvil para intervenir los puertos USB. Bluetooth y sistemas de conexión inalámbrica también son vulnerables.

Acceso “manos libres” y sin llaves. Estos sistemas para acceder al vehículo e incluso arrancarlo sin llaves han demostrado ser susceptibles a los ataques.

El mecanismo de apertura remota de puertas funciona en parte gracias a una aplicación para móviles… que también se puede hackear.

Incluso sistemas más relacionados con la “mecánica del automóvil” podrían ser vulnerables:

  • Por ejemplo, el Sistema de Control de Presión de Neumáticos cuenta con sensores que incorporan protocolos de conexión inalámbrica.
  • La centralita del coche y la transmisión funcionan con componentes electrónicos vulnerables.
  • Los sistemas de frenado y dirección en algunos casos son autónomos y es posible hackear sus  procesos informático.
  • Los asistentes de aparcamiento o el control de crucero adaptativo tampoco están exentos de riesgo frente a un ataque cibernético.
En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.