NOTICIA
14-04-2016

¿Te ha tocado viajar con alguno de estos copilotos? El viaje puede ser un infierno

¿Qué tipo de copiloto podemos encontrarnos en un viaje? Podría decirse que hay tantos como personas diferentes. Un buen acompañante puede amenizar el viaje y contribuir a que éste sea más seguro. Un mal acompañante convertirá el trayecto en un infierno si no comprende que su labor es acompañar y ayudar al conductor, evitando distraerle o, en el peor de los casos, hacerle perder los nervios. ¿Has viajado con algunos de estos  perfiles de copilotos?

El avisador

Siempre alerta, pero en exceso. Si recuerdas en todo momento los peligros que acechan al conductor puedes irritarle y distraerle. Es él el responsable último de la conducción. Según advierten diferentes encuestas, este es el comportamiento que más saca de quicio a los conductores.

El quejica

Se queja por todo, incluso por la duración del trayecto. Un 22% de conductores no soporta esta continua actitud.

El tocalotodo

Este acompañante no puede tener las manos quietas. Puede llegar a tocar el claxon, activar el limpiaparabrisas o incluso manipular el volante. Un peligro y una fuente de distracción.

El parlanchín

Una cosa es dar algo de conversación y otra, bien distinta, no parar de hablar en todo el trayecto. Para el conductor mantener una larga conversación es un esfuerzo añadido al de la conducción. Esta es una de las principales razones por las que muchos conductores (8 de 10) reconocen que se distraen si van acompañados.

El mudo

Ni tanto ni tan calvo. Algunos copilotos se comportan como si estuvieran en un taxi. En algunos casos, la conversación permite al conductor luchar contra la fatiga y reducir el cansancio.

El dormilón

Viajar durante muchos kilómetros junto a un acompañante permanentemente dormido no es una buena idea. Los conductores necesitan alguien medianamente activo a su lado.

El iniciador de discusiones

Elige uno de los peores momentos y situaciones para iniciar una discusión. Sobra decir que las discusiones son una fuente de estrés, provocan desconcentración y pueden provocar un accidente.

El listillo

Recordar al conductor todos los fallos que puede haber cometido, desde una supuesta posición de experto distrae a 6 de cada 10 conductores, según estudios recientes. Hay que mantener una actitud neutra y equilibrada al ir de copiloto.

El pasivo

No ayuda en absoluto al conductor. Ni añade nuevas rutas al navegador, ni se encarga de la radio ni evita que los niños u otros ocupantes molesten al conductor.
Es importante recordar que el conductor debe estar siempre bien acompañado y atengo. El copiloto debe estar dispuesto a aportar lo que se necesite sin perjudicar en ningún momento la labor del conductor. No descuides en ningún momento la conducción. Y tampoco el mantenimiento regular de tu coche. Hay un EuroTaller cerca de ti. Encuentra el tuyo.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.