NOTICIA
12-03-2016

¿Te imaginas poder obtener el permiso de conducir sin tener que aparcar?

Cuando uno se examina del permiso de conducir, una de las pruebas que tal vez más temor genera es la de estacionar o aparcar. Pues bien, esta prueba podría desaparecer en unos años para los vehículos que cuentan con un sistema de estacionamiento asistido, según ha avanzado la DGT (Dirección General de Tráfico).

Según tráfico “en un futuro se puede valorar la necesidad de una modificación normativa que permitir, a criterio del aspirante, obtener un permiso restringido, al igual que ya ocurre para los vehículos automáticos”. Con ello, los conductores de vehículos con estacionamiento asistido podrían librarse de realizar las maniobras completas de estacionamiento tal y como están actualmente, para la obtención de dicho carnet.

Sistema de ayuda al estacionamiento

Automóviles y tecnología van ligados de la mano y por ello cada vez más los nuevos vehículos incorporan entre sus prestaciones sistemas adaptados de ayuda a la conducción, más conocidos por sus siglas en inglés como ADAS (Advanced Driver Assistance System). Entre los ADAS, el sistema de ayuda al estacionamiento es el que está cada vez más presente.

Ante esta proliferación, la DGT ha publicado una instrucción que define qué es el sistema de estacionamiento asistido y cuáles son las condiciones básicas de uso de este avance tecnológico que facilita y hace más segura la conducción.

Con esta instrucción pública y, con el objetivo de tener un mayor conocimiento de la implantación de los ADAS que circulan por las carreteras española y su impacto en la reducción de la siniestralidad, los vehículos con estas mejoras tecnológicas podrán registrarse en el Registro de Vehículos de la DGT, lo que permitiría, en un futuro, modificar la normativa para los vehículos con un sistema de estacionamiento asistido.

Ventajas de los ADAS

La ayuda a la conducción actúa de manera automatizada sobre la dirección y/o el sistema de frenado y aceleración del vehículo y permite realizar la maniobra sin la intervención directa del conductor sobre el volante y/o pedal del freno y acelerador. Aunque, como ya ocurre con otros sistemas avanzados de ayuda (frenada autónoma de emergencia, el control adaptativo de la velocidad o el asistente de cambio involuntario de carril,), el conductor es el responsable de la conducción del vehículo.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.