NOTICIA
23-12-2020

Tipos de rechazos en la ITV por culpa de las emisiones

El tubo de escape no es solo el trocito que asoma por la parte trasera del coche. Es una de las partes de los que se llama sistema de escape. Un tubo lleno de curvas,  formado por distintos componentes, entre los que se encuentran el silenciador y el catalizador.

Este sistema de escape tiene que cumplir con dos requisitos básicos: por un lado asegurar la eficiencia del combustible y por el otro el sonido del vehículo. Si no lo hace, es cuando llega el rechazo en la ITV. 

 ¿Por qué nos lo pueden rechazar en la ITV?

  1. Sistema de escape modificado. Hay quien cambia la salida del escape para hacerlo más atractivo o para que suene más. Para que cumpla con su objetivo, el tubo de escape que decida instalarse debe estar homologado. Además, se considera una reforma que debe legalizarse en una ITV, para lo que será necesario aportar un informe de conformidad, emitido por el fabricante o un servicio técnico, y un certificado de taller.  Es una modificación importante del vehículo, teniendo en cuenta que por el tubo de escape circulan gases contaminantes y muy calientes. Hay que verificar que su modificación es segura y que no hay riesgo de que esos gases entren en el habitáculo, así como garantizar que será capaz de soportar la temperatura para no poner dañar otros elementos del vehículo. Un mal tubo de escape puede hacer que el motor pierda rendimiento y que aumenten las emisiones contaminantes.

  2. Fugas en el tubo de escape. Cuando hay una fuga en el sistema de escape muy probablemente salga mal la prueba de emisiones contaminantes en la ITV. De hecho este defecto es bastante común y suele ser provocado por la corrosión, la cual perfora el tubo de escape, fruto de la humedad que se genera en el interior del tubo de escape. La corrosión se produce porque los motores de combustión generan mucho vapor de agua que se condensa y se acumula en el tubo de escape. Esta humedad es la que oxida y erosiona el metal, haciendo que aparezcan perforaciones en la zona más externa del tubo de escape. La razón por la que este defecto supone una ITV.
     
  3. Ruido en el tubo de escape: un agujero en el silenciador del sistema de escape, puede provocar un ruido excesivo. Si eso te ocurre, lo notarás porque el coche hará un ruido estremecedor al acelerar. Si lo detectas, es recomendable que lo lleves al mecánico antes de acudir a la ITV.
     

La prueba de gases, u opacidad, mide el nivel de humo en el escape. Para ello, se lleva el motor desde el ralentí hasta la velocidad de desconexión (corte de inyección), dando acelerones. Así, se miden los niveles que deben encontrarse entre los límites permitidos.

En la Red EuroTaller cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche y ponemos todos nuestro talento y esfuerzo para que viajes seguro y confortable. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.