NOTICIA
11-02-2021

Trucos para conducir en un atasco y evitar riesgos

Son muchas horas, aunque en 2020 han sido menos, las que los españoles pasamos en los atascos sobre todo en las grandes ciudades y también en los regresos de los fines de semanas, puentes, vacaciones, etcétera.

Pero el conducir ahí inmerso tiene también sus riesgos, para nosotros y para el coche, que afectan a nuestra seguridad y a la de los demás. Si encima hay que tener en cuenta que la causa número uno de accidente son las distracciones tenemos el pack completo.

De hecho, el RACE distingue entre dos tipos de retenciones. Como hemos comentado. Los que se producen a diario a la entrada y salida de las ciudades coincidiendo con el inicio y el fin de la jornada laboral. El segundo es los que se producen en los grandes desplazamientos. Vamos a analizar cada uno de ellos.

En el primer caso vamos ya mentalizados de que nos los vamos a encontrar. Son siempre peligrosas pero no tanto como las segundas.

Las de puentes, vacaciones y demás generalmente nos pillan de sorpresa, las que no esperamos. Se produce el conocido efecto acordeón o de goma elástica. Es ese momento en que la suma de los tiempos de reacción de los conductores unido a la suma de la distancia de frenado hace que, si no mantenemos una distancia de seguridad, llegue el momento en que pueda producirse un impacto, ya que no vamos a ser capaces de detectar el problema y frenar con tiempo en un espacio de seguridad.

Estas retenciones pueden engañar porque no desaparecen en un momento. Pensamos que el atasco se ha ido, pero unos metros más adelante nos encontramos de nuevo con la retención. Es ese momento, cuando ya nos confiamos y volvemos a conducir normalmente, el de mayor peligro, ya que no nos esperamos de nuevo otra.

Consejos para conducir con seguridad

  • Mantén una distancia de seguridad suficiente para que te dé tiempo a reaccionar y frenar.
     
  • Estate siempre atento a las circunstancias del tráfico.
     
  • Sigue las indicaciones y recomendaciones que dan los sistemas de navegación.
     
  • Lee continuamente el sistema de señalización variable de la vía.
     
  • No ganas nada cambiando de carril constantemente.
     
  • Conduce con paciencia hasta que desaparezca la retención.
     
  • No asumas riesgos: no salgas del coche para estirar las piernas en mitad de la carretera, aunque los coches estén parados.
     
  • Si el atasco te obliga a estar parado durante más de un minuto, apaga el vehículo para no seguir consumiendo combustible, salvo casos excepcionales como una nevada y necesites tener encendida la calefacción.
     
  • Evita dar acelerones y frenazos. Haz una conducción pausada y relajada. Si no, los cambios bruscos de velocidad pueden afectar al mayor consumo de los coches.
     
  • Después del atasco, no intentes recuperar el tiempo perdido. Descansar cada 2 horas o 200 km. Si en ese tiempo has pasado por una retención, para igualmente cuando te corresponda. Un atasco también fatiga, cansa y produce estrés en la conducción. Detente un mínimo de 20 minutos e hidrátate.
     
  • Evita provocar el efecto mirón: los conductores frenan la marcha para ver, por curiosidad, lo que ha ocurrido en un accidente.
     
  • Acciona las luces de emergencia cuando veas que pueda haber un riesgo por una reducción drástica de la velocidad en la vía.
     

En la Red EuroTaller queremos que disfrutes del viaje por eso cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche. Encuentra tu Taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche para que viajes seguro.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.