NOTICIA
17-12-2020

Trucos para cuidar la correa de la distribución

Si hay una avería a la que todos los conductores tienen miedo, junto quizá al gripado del motor, es la de la rotura de la correa de distribución por el importe que puede suponer su reparación y también porque depende del momento en el que te pille esa rotura es un trastorno adicional. Como siempre el mejor remedio es realizar las correspondientes operaciones de mantenimiento en nuestro EuroTaller de confianza.

Conviene recordar que la correa de distribución sufre desgaste y que, por eso mismo, conviene vigilarla y no alargar su vida más allá de lo recomendado por el fabricante y por los consejos de EuroTaller.

Si por no hacerlo a tiempo se rompe podemos dañar los árboles de levas, y los pistones pueden llegar a golpear y dañar las válvulas provocando una avería que incluso deje el motor inservible. Además existen otros motores que en lugar de correa de distribución recurren a una cadena metálica que, si se mantiene bien lubricada  y se controla de forma periódica la tensión, puede durar toda la vida útil del coche.

Consejos para conservarla a punto

El entorno en el que conducimos puede influir en el desgaste de la correa. El uso frecuente en ciudad, por ejemplo, suele influir en un mayor desgaste. Los continuos acelerones y frenazos a los que nos obliga el ritmo del tráfico generado en una ciudad, con sus semáforos, señales y gran afluencia de coches, obliga a la correa de la distribución a trabajar más de la cuenta.

Nuestra manera de conducir es clave para mantener un buen estado de la correa hasta el momento de su cambio, el cual se debe realizar según el kilometraje marcado por el fabricante.

Una conducción brusca provocará un desgaste prematuro de la pieza, por el contrario, una conducción responsable puede alargar sobremanera la vida útil de nuestra correa.

El clima es otro factor del que puede depender el buen estado de una correa de distribución. Las temperaturas extremas o entornos donde se corre el riesgo de que el agua, el polvo o el barro penetren en las piezas del vehículo, influirán, sin duda, en un mayor desgaste de la correa de la distribución de nuestro coche.

Otras correas que habrá que vigilar

En un motor hay otras correas importantes. Más estrechas que la de distribución, una es la que mueve las aspas del ventilador del radiador, mecanismo que empieza a funcionar cuando sube mucho la temperatura del líquido refrigerante y el aire que entra por la parrilla delantera no es suficiente para enfriarlo.

La otra correa es la auxiliar o de accesorios. Al igual que la de distribución, también va conectada al cigüeñal y está encargada de dar movimiento a varios sistemas necesarios para el coche. De ella dependen la dirección asistida, la bomba de agua o el alternador, que produce la electricidad necesaria para el encendido, la iluminación o el aire acondicionado.

Sin ser tan importantes como la de distribución, estas otras correas exigen también un control de su estado, tensión y condiciones de las poleas y rodamientos que las sujetan. Si se destensan o se rompen provocan también graves averías.

En la Red EuroTaller queremos evitar que pases por cualquier circunstancia insegura en la carretera por eso cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche. Visita tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu automóvil.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.