NOTICIA
07-09-2020

Trucos para vigilar el estado de nuestros frenos

El estado de los frenos es una de las asignaturas pendientes a la hora de visitar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y es uno de los elementos esenciales en la seguridad del automóvil. Son clave para mantener a salvo a los pasajeros durante la circulación.

Vamos a repasar algunas de las alertas para acudir al taller antes de sufrir un percance. Si notas alguno de los siguientes síntomas a la hora de conducir es recomendable que visites tu taller de confianza de la red de EuroTaller.

Antes entrar en profundidad, una conducción eficiente permitirá alargar la durabilidad de los componentes del sistema de frenado, además, de prevenir un desgaste excesivo de los mismos. Evitar los frenazos bruscos, permitirá ganar horas de vida a los frenos.

Ruidos extraños

Los ruidos extraños y las vibraciones al frenar son los síntomas de que algo no funciona bien en el sistema de frenado. Un chirrido constante a la hora de pisar el pedal del freno alerta de que tienes que pedir cita en tu taller de confianza.

Si a este le sumamos una vibración en el pedal, quiere decir que el disco de freno se ha combado y el deterioro puede ser considerable. En algunas ocasiones, la vibración también se traslada al volante, por lo que es preciso hacer una revisión en profundidad del sistema de frenos para evitar problemas con la seguridad.

Testigo en el salpicadero

En los vehículos más jóvenes, el sistema electrónico de frenos incorpora un testigo lumínico en el salpicadero, que avisa de anomalías en los dispositivos de frenado. En el instante en que éste haga aparición es necesario acudir al taller para cambiar las piezas que sean necesarias.

Revisión del líquido de frenos

Al igual que sucede con el resto de los líquidos del vehículo, el de frenos también necesita de sus cuidados. Es muy importante mantener un nivel adecuado del líquido de frenos y que éste sea de calidad.

Más allá de la cantidad de líquido también es necesario vigilar el tiempo de uso del mismo, según el fabricante. Sin embargo, lo más habitual es cambiarlo cada dos años o cada 50.000 km dependiendo del uso que se le dé al vehículo.

Duración de los componentes

Si el líquido de los frenos dura alrededor de 50.000 kilómetros, las pastillas del sistema de frenado tienen una vida de unos 25.000 kilómetros. No obstante, su durabilidad depende de diversos factores, entre ellos, la forma de conducir.

Los expertos recomiendan que el espesor de estas no descienda de los 2 mm. Además, el cambio de los discos se ha de producir cada dos cambios de pastillas.

¡Si estas ante una de estas situaciones no tardes más en reservar una cita en un taller de la red de EuroTaller!

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.