NOTICIA
10-05-2019

Un buen mantenimiento del sistema de iluminación reduce la fatiga al volante

Una de las preguntas que te pueden hacer en un exámen teórico de conducir es si es recomendable realizar un mantenimiento frecuente del alumbrado del vehículo. La respuesta correcta en ese caso según la DGT sería: “Sí, porque circular con una iluminación deficiente incrementa la fatiga visual del conductor y el riesgo de accidente.”

Mantenimiento del sistema de iluminación

Es importante entender que en nuestra conducción la visibilidad es fundamental y propiciar que esa visibilidad sea la adecuada está también de nuestra mano. Según señalan desde la Dirección General de Tráfico, como parte del mantenimiento preventivo que se debe hacer en el vehículo, es recomendable que el sistema de alumbrado esté perfectamente regulado y, en condiciones que no incrementen la fatiga visual del conductor, o pongan en riesgo la seguridad de otros conductores.

Desde Tráfico recomiendan comprobar periódicamente su funcionamiento, regular la altura del haz luminoso y mantener limpia la superficie exterior de los faros ya que esto puede ayudar a prevenir situaciones de riesgo y a la vez es la forma de garantizar una visibilidad óptima.

Para cuidar el sistema de iluminación del coche hay que tener en cuenta que las lámparas van reduciendo su intensidad con el uso, por lo que deben cambiarse cada 40.000 km. o 2 años.

El alumbrado de un coche está compuesto por 6 tipos de luces con la doble misión de ver y ser visto. Recomendamos mantener siempre en un óptimo estado el sistema de iluminación de nuestro vehículo. Busca tu EuroTaller más cercano y comprueba que todo está en orden.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.