NOTICIA
27-07-2017

Un buen mantenimiento reduce la posibilidad de afrontar las averías más caras en un coche

El buen mantenimiento de tu coche garantiza una mayor vida útil y una mayor seguridad en carretera. Si a esto le añades una conducción responsable y nada brusca conseguirás que esa vida útil de tu vehículo sea de calidad, pues todos sus componentes sólo se verán sometidos al desgaste propio del uso sin añadirle un esfuerzo ‘extra’.

Sin embargo, la mecánica no es una ciencia exacta y, a pesar de cuidar tu vehículo lo máximo posible, siempre estará expuesto a posibles averías. Algunas de ellas, ya sea por el número de horas de mano de obra que implica su reparación o por el precio de las piezas a reemplazar, o por una combinación de ambas, serán caras de afrontar.

Cuida la caja de cambios

Probablemente, la avería más cara que podrías afrontar en tu coche sería la reparación de una caja de cambios. Solo para realizar dicha operación, si se trata de una caja manual, puede ocupar unas 9 horas de trabajo o 10 si es automática. Para evitar lo más posible una avería de este tipo, conviene que cuides la caja de cambios lo más posible: pisan bien el embrague cada vez y cambies de marcha, realiza el cambio de marcha con la mayor suavidad posible y no apoyes la mano en la palanca si no es para cambiar de marcha.

Otra de las averías más costosas en tu coche sería la reparación de la culata, una operación que conlleva unas 17 horas de mano de obra. Para evitar problemas con este componente, es imprescindible realizar los cambios de aceite y refrigerante en su momento, así como controlar que sus niveles sean siempre los adecuados. Esta pieza es fundamental en el funcionamiento del motor, ya que se encarga de permitir el cierre de las cámaras de combustión.

El turbo, encargado de sobrealimentar el motor para que rinda más, sería otra de las reparaciones más caras para cualquier vehículo. Si bien es una operación que no llevaría realizar mucho más de unas 5 horas, su precio se encarece, pues se trata de un sistema caro en sí mismo.

En EuroTaller, ya te hemos contado algunas claves para alargar la vida del turbo y evitar lo más posible que se produzca una avería: evitar acelerones, dejar al ralentí el motor al menos un minuto antes de apagar el motor o antes de iniciar la marcha son dos buenos consejos.

Volante motor, cigüeñal...

También será caro de reparar el volante motor, ya sea rígido o bimasa, Además de que la pieza en sí no es barata, requiere una mano de obra que estará en torno a las 12 horas, pues implica el desmontaje y montaje de otros elementos de la distribución y del motor en sí.

Otras averías caras, principalmente por su complejidad más que por el coste de la pieza a reemplazar sería la reparación del cigüeñal (unas 18 horas), bloque motor (unas 17) o bielas (hasta 20 horas en algunos casos. Por el contrario, la reparación de los inyectores o del filtro de partículas serían operaciones de coste elevado, principalmente, por el precio del recambio a sustituir más que por el empleo de mano de obra que no debería llevar más de 2 horas.

En cuanto a la carrocería, las reparaciones más importantes y más costosas son las relacionadas con los elementos estructurales del vehículo (largueros, traviesas, montantes…), sólo posibles tras un gran impacto. Si los daños se producen en la zona central, los costes de reparación se encarecen exponencialmente ya que se trata de una zona prácticamente indeformable, debido a que es la que se encarga de proteger a sus ocupantes.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.