NOTICIA
06-04-2015

¿Usas el Smartphone mientras conduces? Es peligroso. Y además te puede costar 200€ de multa.

Los más de doce millones de automovilistas que hablan por teléfono al volante y los cerca de cuatro millones de conductores españoles que admiten usar el Smartphone mientras conducen convierten estas prácticas de riesgo en un problema muy importante en nuestro país. Y es que las distracciones (como chatear o consultar el e-mail o buscar una emisora de radio al volante) tienen mucho que ver en prácticamente la mitad de los siniestros con víctimas. Es lo que se ha venido llamando “conducción distraída o desatenta”: si antaño nos distraíamos buscando en el dial la emisora de radio y desde hace algunos años hablar por teléfono reduce la atención que prestamos a la carretera, hoy por hoy la distracción que más crece es el uso del Smartphone y sobre todo la actividad de chatear.

Un problema en todo el continente europeo

Según un estudio en cuya elaboración ha participado el RACE, la preocupación por el uso del Smartphone mientras se conduce está presente también en el resto de países europeos. Por ejemplo, países como Finlandia, Holanda, Suiza, Italia, Luxemburgo, Holanda, República Checa o nuestros vecinos de Portugal lo consideran también un problema “muy importante”, al igual que se considera en España. En Bélgica, Alemania, Austria o Suecia este tema se considera un problema de seguridad vial “importante”. Es más, en 12 de los 15 países que han participado en el estudio existen campañas concretas de concienciación sobre este tema.

¿Cómo legislan los diferentes países europeos sobre el uso del Smartphone al volante?

En cuanto a la legislación existen algunas diferencias: ciertos países prohíben expresamente el uso de dispositivos móviles, pero otros mencionan de manera genérica “sistemas que puedan distraer de la conducción”.

Países que prohíben expresamente la utilización de dispositivos de telefonía móvil y /o de comunicación, así como de cascos, auriculares etc. (sólo está permitido el uso de sistemas que puedan funcionar sin usar las manos, como por ejemplo, sistemas que aceptan “órdenes” verbales): España, Francia, Bélgica, Alemania, Finlandia y Hungría.

Países que prohíben a nivel genérico el uso de sistemas que sean susceptibles de distraer al conductor del ejercicio de la conducción (pero que no mencionan expresamente el teléfono móvil): Suecia, Italia y Holanda.

Países que prohíben el uso del teléfono móvil, pero sólo se refieren a la actividad de hablar, y a la del uso como Smartphone: Suiza, Luxemburgo, Austria y Bosnia.

En las sanciones también se aprecian diferencias. España es el país con la segunda sanción por uso del Smartphone más elevada (con 200 € de multa), muy lejos de los 60€ que pagaría un automovilista en Alemania o los 40€ que se pagarían en la República Checa. De hecho, la sanción española prácticamente dobla la media europea, que es de 105€.

sanciones en Europa por usar el smartphone

¿Cuándo chateamos más?

La popularización del teléfono móvil y, en los últimos tiempos, del Smartphone ha hecho que siempre estemos “conectados”. Y, aunque la mayoría de automovilistas dice usar el móvil más bien cuando el coche está detenido (sobre todo en semáforos en rojo, o en embotellamientos), lo cierto es que no se puede ignorar que los continuos avisos de mensajes, e-mails o llamadas y el gesto de revisar el teléfono mientras el coche está detenido es peligroso: es una distracción de la carretera, nuestro vehículo y el tráfico, que son los únicos puntos de atención que deben estar en nuestra mente cuando estamos en el coche (incluso cuando hemos parado en un semáforo).

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.