NOTICIA
09-12-2014

Vuelve a la vida "La Bestia de Turín". ¿Cómo ruge un motor de cuatro cilindros y 28,5 litros de 1910?

Han conseguido devolver a la vida a “La Bestia de Turín”, nombre con el que se bautizó al Fiat S.76 y su motor de cuatro cilindros -separados en dos bloques- y 28,5 litros creado, agárrate, allá por 1910. Y es que estamos hablando del una joyita concebida para batir el record de velocidad del mundo, algo que en 1911, y gracias a una potencia de hasta 300 CV, estableció en casi 187 Km/h. Entre las curiosidades de esta "Bestia": una caja de cambios de cuatro velocidades y transmisión por cadena.

Los responsables del milagro, el coleccionista Duncan Pittaway y su equipo de mecánicos, se marcaron el objetivo de restaurarlo y mostrarlo en la pasada edición del conocido 'Goodwood Festival of Speed'. No lo consiguieron en aquella ocasión, pero este año parece que los aficionados del automovilismo y la velocidad que se acerquen hasta allí podrán escuchar el rugido de esta joya en directo, a tenor del vídeo que han difundido y que ya circula a través de redes sociales.

En esta peripecia, se han restaurado los componentes del S.76 originales que han llegado hasta ahora, desde el chasis y el motor a las suspensiones, ejes, pedales o la caja de dirección. La caja de cambios, el radiador y la carrocería se han hecho de nuevo siguiendo los patrones de la época.

 

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.