NOTICIA
28-10-2014

¿Y si tu coche pudiese conducirse él sólo… a ratos?

¿Por qué pensar en un coche autónomo que sea autónomo siempre? ¿Por qué no pensar en un sistema de conducción que permita que el coche se “autoconduzca” en determinadas circunstancias, como en nuestros traslados cortos más frecuentes? Es la idea de un equipo de investigación en la universidad de Oxford que trata de conseguir una solución de bajo coste para la conducción automática.

Si, por ejemplo, el coche de Google nos llegó a plantear un automóvil en el que ni siquiera había volante (¿Para qué, si él lo hace todo?), el equipo de investigación de Oxford pone el foco en situaciones cotidianas de la vida de nosotros cualquiera, como esos aburridos trayectos al trabajo, al cole de los niños, a la compra… Imaginemos por un momento que en esas situaciones concretas, frente a atascos, cansancio o ralentización del tráfico, tuviésemos un dispositivo que permitiese al coche tomar el mando y conducir él sólo.

La propuesta de este coche “autoconducido” consiste en un sistema de navegación de bajo coste y accesible para la gran mayoría de los automovilistas. El sistema reconocería el entorno gracias a un conjunto de pequeñas cámaras y láseres conectados a un ordenador. Y en todo momento, el conductor tendría el control de esta tecnología a través de un dispositivo ubicado en el salpicadero. Todo esto está sucediendo: para las pruebas se ha utilizado un Nissan Leaf eléctrico controlado a través de un iPad. El objetivo final es conseguir un sistema con un costo no superior a 130€… aunque el valor del prototipo actual es de alrededor más de 5.000€. ¡Parece que les queda largo camino por recorrer a estos investigadores!

 

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.